Sónar 2017

Desde hace 24 años, el mes de junio en Barcelona es sinónimo de sol, playa y Sónar, una cita obligada para todos los amantes de la música, los avances tecnológicos y las últimas tendencias a nivel cultural. Ya participamos hace dos años en el Sónar+D, el concurso de startups que organiza festival, siendo reconocidos como uno de los mejores proyectos. En esta edición volvíamos con una enorme ilusión por conocer las novedades del sector y establecer vínculos con empresas de la industria musical, artistas, sellos discográficos, etc.

Arrancamos el miércoles 14 con el networking day, una iniciativa nueva en esta edición. Consistía en un día dedicado exclusivamente a los negocios y las relaciones dentro del sector, sin aglomeraciones. Las jornadas diurnas fueron muy productivas. Asistimos a diversas conferencias como las ofrecidas por los maestros del sector musical Richie Hawtin y Björk —esta última protagonizó la charla más multitudinaria de todo el Sónar+D—; o la de Brandon Hixon, manager de De La Soul, quien expuso una excelente campaña de márquetin con la que logró involucrar a los fans de la banda en la creación su último álbum.

A partir del jueves 15 por la tarde empezaban las actuaciones musicales, con un listado interminable de nombres a los que echarles un ojo obligatoriamente, y con otras no tan destacables pero igualmente sorprendentes. Y es que Sónar es un espacio para descubrir y disfrutar de lo desconocido. Sin duda alguna, los grandes triunfadores del Sónar by Day fueron grandes experimentadores de sonidos, como Arca junto a Jesse Kanda con sus visuales; Evian Christ con su evolución del sonido progressive no apto para cardíacos; Nosaj Thing y Daito Manabe que llenaron hasta la bandera el Sónar Hall con su increíble propuesta audiovisual; o SOHN, quienes presentaron un directo emotivo y melódico digno de la ovación que se llevaron. Otro gran triunfador fue el nuevo escenario XS, creado para mostrar los artistas más emergentes de la cultura urbana, como la cantante de dancehall Bad Gyal, los artistas de trap nacional Bejo y Yung Beef o los islandeses Sturla Atlas.

Ya llegada la noche, era el momento de ver a los grandes cabezas de cartel del festival. No fallaron: Moderat, Nicolas Jaar, Soulwax, De La Soul, Justice, Nina Kraviz, Vitalic, Masters at Work con un set de 6 horas y Seth Troxler b2b Tiga con el mismo formato, Black Madona, Dubfire… Podríamos nombrarlos a todos y cada uno de ellos, y es que todos hicieron las delicias de los asistentes al Sónar by Night en su edición más masiva.

No quisiéramos despedirnos sin agradecer a todas las personas con las que nos encontramos y charlamos el tiempo que nos dedicaron, para nosotros fue un auténtico placer conoceros y esperamos que los contactos se mantengan durante muchos años. Y, por supuesto, gracias a todo el equipo de Sónar, por crear un año más un espacio de entretenimiento y comunidad tecnológica y musical inigualable.